La tiranía de las rosas


el tirano rosasZoofilia: Comportamiento de las personas consistente en tener contactos sexuales con animales. La zoofilia es una parafilia, una perversión que se define como enfermedad, que se diagnostica, se trata y se cura.

Fitofilia: Comportamiento de las personas consistente en tener contactos sexuales con plantas. La fitofilia no es una enfermedad. Todo lo contrario. Oler los genitales de las plantas, aspirar el aroma de las flores, es una práctica muy habitual y está muy bien considerada. Las personas recogen genitales de todos los colores cuando acuden al campo, y se los entregan a las personas más queridas, en señal de amor.

La zoofilia es una degeneración sexual. La fitofilia, en cambio, representa el cariño y la entrega personal. Dos consideraciones muy distintas para dos prácticas que, en el fondo, son equivalentes.

Con estas similitudes no pretendo justificar la zoofilia, ni mucho menos. Solo quiero colegir la engañifa a la que están sometidos muchos. A veces adoramos cosas que, si de verdad supiéramos lo que son, no podríamos menos que soltar una carcajada de asombro. El comunismo es otra parafilia perniciosa, que muchos siguen recogiendo y cultivando en sus huertos, como si fuera una hermosa rosa. Habría que avisarles que en realidad están admirando unos genitales, los genitales del sátrapa que se dedica a llenarles la cabeza de pájaros.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en MIS NOTAS, Notas de sociología. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s