La muerte de Epicuro


“Mientras estoy viviendo el feliz ultimo día de mi vida, me han acaecido dolores en la vejiga y en las vísceras mayores de los cuales no pueden darse. Pero por encima de todo resiste y contrasta con ello la serenidad del alma cuando recuerdo nuestros razonamientos filosóficos de otros tiempos” (Epicuro, Epístola e Idomeneo, 341 a C.- 270 a C.)

Nadie ha vuelto a describir con tanta genialidad y contundencia el amor que una persona puede llegar a sentir por la filosofía.

Acerca de Eladio

Licenciado en biología. Profesor de instituto. Doctorando en economía.
Esta entrada fue publicada en AFORISMOS, MIS AFORISMOS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s