Iconografía del blog: La Causa Liberal


image

La imagen que ocupa el frontispicio de esta nota (y el icono de la página de Facebook que conecta con este blog: https://www.facebook.com/elreplicadorliberal/) muestra la silueta de una mujer recortada contra el fondo de un océano indómito, ligeramente inclinada hacia el borde del acantilado, como si estuviera a punto de precipitarse al vacío y estamparse contra las rocas. Todo hace presagiar que estamos ante el dramático final de una persona arrasada por la angustia, en el momento de suicidarse. Ahora bien, una pintura también puede esconder un significado más profundo, que nos sugiera algo bastante distinto de lo que a priori parece trasmitir, como una representación metafórica. Para mí, la imagen que encabeza esta nota es una alegoría que viene a representar las dos cosas más importantes que existen en la vida, los dos motores que impulsan el mundo: la evolución biológica (o genética), y la evolución cultural (o memética), el ansia de los genes por multiplicarse (mi aprecio por las mujeres) y el ansia de los memes por hacer lo mismo (mi aprecio por el conocimiento de la naturaleza, por el descubrimiento de sus abismos y sus barrancos, y por la trasmisión de las ideas que resultan de dicha búsqueda). El cuadro en cuestión logra un equilibrio visual perfecto al integrar en un único fotograma los dos motivos vitales que acabo de referir (los únicos que existen), al tiempo que exhorta al observador a contagiarse con el anhelo que derrocha esta doble visión, la contemplación de un mundo en perpetuo movimiento, el vigor de una vida zarandeada en igual intensidad por dos fuerzas motrices, la morbosidad incidental que propicia la visión de una mujer maravillosa (delicada), que estimula la libido animal, y el placer inmarcesible que brinda la búsqueda incansable del conocimiento científico y filosófico, que invita a la contemplación y la dedicación intelectual. La imagen muestra un cuerpo hermoso y sensual, ligeramente inclinado hacia las simas más profundas del océano y hacia la luz del Sol, dispuesto a dejarse la vida por alcanzar ese piélago, alegoría que viene a significar el aprecio que algunos tenemos por el conocimiento abismático y por las leyes más básicas de la realidad. La libertad del individuo, el fulcro sobre el que se apoya todo lo que escribo, aquello que me desangra y me desvive, es un concepto que solo se comprende por completo cuando se alcanzan a entender todas las causas que nos permiten actuar y que hacen que nos movamos, todo lo que nos impulsa, nos aboca, y nos convierte en personas más libres e independientes. Como decía Hegel: “La independencia del hombre consiste en esto: en que sabe lo que lo determina”. En este sentido, podemos afirmar, sin miedo a equivocarnos, que las dos cosas más importantes del mundo son las mujeres y las ideas; la voluptuosidad de la carne y el erotismo del entendimiento; la reproducción biológica y la reproducción cultural; los genes y los memes. Ambas dos determinan en último lugar todas nuestras acciones y empresas. Son sin duda los únicos receptáculos naturales de información que cabe señalar, los únicos motivos de la existencia y la disposición animal o humana, los únicos tensores que dan sentido y significado a la vida, y lo único que hace que nos levantemos todas las mañanas y que nos acostemos al llegar la noche. No hay ninguna razón más por la que vivir o morir.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en BLOG, Iconografía del blog: La Causa Liberal, MIS NOTAS, TEMÁTICA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s