II. Instituto Arquitas de Tarento: Bases teóricas


descarga

  1. 1. Denominación

Arquitas de Tarento (430 a.C. – 360 a.C.) fue un filósofo, matemático, astrónomo, estadista griego, contemporáneo de Platón y miembro destacado de la escuela pitagórica. Sus gestas más importantes están relacionadas con áreas del pensamiento tan dispares como la política y la mecánica, lo cual pone de relieve el espíritu universal que poseía este talento presocrático, sus dotes como polímata griego. Arquitas fomentó el comercio internacional veinte siglos antes de que lo hiciera Adam Smith, y condujo una reforma política en Tarento que llevó a esta ciudad a ser una de las más ricas y pobladas de la Magna Grecia. Pero la hazaña que más fama le ha reportado tiene que ver con la disciplina de la robótica, ya que fue el inventor del primer robot documentado de la historia, una especie de mecanismo con alas, similar a un pájaro, al que logró hacer volar cerca de trescientos metros gracias al impulso de un núcleo de vapor comprimido. Por todo esto, por haber sido uno de los primeros defensores del libre mercado, y por haber desarrollado el primer autómata que se conoce, consideramos a este filósofo como un digno representante de los valores ecuménicos y la misión principal que se persigue en esta institución, y por ese motivo tomamos su nombre para designar a la misma.


2. Objetivos y fines

2.1. Declaración de intenciones: Promovemos el pensamiento integral y la sinergia de disciplinas a través de la utilización de un enfoque sistemático (analítico y sintético), con la clara vocación de abarcar la totalidad de actividades y experiencias del aprendizaje humano, a fin de comprender toda la evolución natural (física y biológica) y el progreso ulterior del hombre (humano y tecnológico), y con el objeto de consolidar la unidad del conocimiento filosófico y científico que permita alcanzar un desarrollo superior y una mayor calidad de vida.

2.2. Referentes intelectuales: Nuestros referentes intelectuales son la escuela económica de Carl Menger (la Escuela Austriaca de Economía) y la corriente transhumanista de Ray Kurzweil (la Universidad de la Singularidad). El análisis social del presente (económico) y del futuro (tecnológico) agrupa y determina aquellos dos aspectos del conocimiento que son más relevantes para el desarrollo pleno del ser humano. Además, la clara vocación interdisciplinar que caracteriza a estas dos escuelas las hace dignas candidatas a convertirse en ejemplo y modelo de esta institución. De ahí que tomemos a las mismas como máximos exponentes y como guías principales de todo el proyecto.

En consecuencia, los estudios que abordamos abarcan una amplia gama de disciplinas y distintas líneas de investigación, todas las cuales están encaminadas a conocer y resolver los retos a los que se enfrenta el hombre en el nuevo siglo. Concretamente, fijamos nuestra atención en el último paradigma evolutivo, el más importante de todos, la singularidad tecnológica, el advenimiento de la inteligencia artificial. Asimismo, dedicamos la mayor parte de nuestros esfuerzos y recursos a la ingente tarea de entender y explicar las labores más apremiantes que anteceden a ese advenimiento, esto es, la construcción de una sociedad libre que atraiga capitales e inversiones y que propicie los cambios pertinentes para el florecimiento de nuevas ideas y empresas, estimulando la creación de un entorno tecnológico que impulse la prosperidad y que acelere las transformaciones.

2.3. Objetivo fenoménico: Tomamos al proceso evolutivo como el más importante de todos los fenómenos naturales, lo convertimos en nuestro principal objeto de estudio y razón de ser, y detallamos todas sus singularidades, sus puntos de inflexión, sus causas últimas, sus hechos comunes y sus consecuencias más directas, analizando todos los pasos dados hasta ahora por la naturaleza, así como también aquellos retos y desafíos sociales que aún le quedan por encarar al hombre. En este contexto, consideramos la libertad económica y la tecnología humana como las expresiones más elevadas de la evolución natural, y damos por hecho que aquellos que desean integrarse en este proyecto educativo cumplen al menos tres condiciones básicas: creer en la evolución darwiniana, creer en la libertad de mercado, y creer en el futuro tecnológico.

2.4. Objetivo clasificatorio (ciencias básicas): Dividimos el conocimiento básico en torno a cinco materias principales: la Filosofía, la Física, la Biología, la Sociología y la Tecnología. La primera de ellas compila todo el conocimiento que ha acumulado el hombre a lo largo de la historia, y promete reunirlo bajo unos principios axiomáticos realmente generales. A su vez, también incluye la epistemología y los métodos o lenguajes del conocimiento (matemáticas y letras). En cambio, las otras resultan del estudio de la materia y la organización que emerge a partir de cuatro tipos distintos de singularidades evolutivas: la singularidad espaciotemporal (física), la singularidad replicativa (biológica), la singularidad cognoscitiva (antropológica),y la singularidad artificial (tecnológica).

2.5. Objetivo clasificatorio (ciencias aplicadas): Por su parte, las materias aplicadas que se corresponden con las anteriores nos hablan también de unos logros técnicos o singularidades humanas sin precedentes. El Instituto Arquitas de Tarento concibe el conocimiento como un conjunto integrado de saberes puestos al servicio de la humanidad. De esta manera, ordena dicho conocimiento de modo que se optimice ese beneficio general. El mayor provecho de todos es hijo único del progreso social. Y el mayor progreso social se lleva a cabo a instancias de la técnica y las ciencias aplicadas de última generación. Dentro de estas, existen también cuatro disciplinas principales, la Economía en el ámbito de las ciencias del hombre y las humanidades, la Gerontología en el ámbito de las ciencias de la vida, la Robótica en el ámbito de la tecnología, y la Astronáutica en el ámbito de las ciencias físicas y del espacio. Por consiguiente, serán estas nuevas disciplinas disruptivas las que se tendrán en cuenta, y sobre las que más hincapié se haga, a la hora de divulgar el conocimiento y elaborar el currículo académico que delimite las funciones educativas de ésta institución.

Aspiramos a combinar el estudio del estado actual de la técnica (el álter ego de las ciencias naturales), con el conocimiento del mercado, la producción, el intercambio de bienes y la función empresarial (el álter ego de las ciencias humanas), al objeto de reunir todos los recursos y energías disponibles en torno al valor que van a generar en los próximos años cuatro materias principales: la Economía (la conquista de las ideas) la Gerontología (la conquista de la juventud), la Robótica (la conquista del futuro) y la Astronáutica (la conquista del universo). Estas cuatro disciplinas abarcan todo el conocimiento útil en Física, Biología, Sociología y Tecnología, y serán necesarias para alcanzar los objetivos que deberán guiar los pasos de una sociedad del futuro verdaderamente avanzada y libre. Por lo mismo, estas cuatro materias van a atraer una inversión ingente en capital y recursos, que dejará pequeñas todas las demás campañas. Esto supone una oportunidad de oro para aquellas regiones del mundo que logren anticiparse a los cambios que se avecinan en los próximos lustros.

Si hablamos de conocimiento útil, no podemos dejar de fijarnos en la consecución del mayor logro de la naturaleza, el culmen de la evolución natural, y el último estadío en la transformación humana, el advenimiento de la inteligencia artificial. En este sentido, cabe resaltar cuatro áreas de trabajo distintas:

  1. a) Antropología aplicada: La implementación de las ideas que propician el progreso (Economía liberal), y las acciones e iniciativas humanas que lo ponen en marcha (Economía empresarial), preparan a la sociedad para la llegada de ese escenario final, y adelantan su venida más que cualquier otra medida que podamos imaginar.
  2. b) Biología aplicada: Los avances en el conocimiento de la medicina y las enfermedades que están relacionadas con la vejez, y el estudio de las terapias y las técnicas médicas que detienen el declive físico y revierten el proceso de senescencia (Gerontología regenerativa), así como la conservación de cuerpos y órganos durante largos periodos de tiempo en estado de suspensión (Gerontología criopreservativa), van a conseguir aumentar significativamente nuestra calidad y nuestra expectativa de vida, van a mejorar considerablemente la salud física y el estado de bienestar y, en último lugar, van a permitir hallar las claves biológicas de la eterna juventud.
  3. c) Tecnología aplicada: La implementación de la tecnología, al objeto de construir nuevas máquinas y nuevas formas de inteligencia (Robótica cinemática), y con el propósito también de mejorar las fuentes de energía que alimentan todos esos mecanismos (Robótica dinámica), auguran la consecución del objetivo definitivo, el advenimiento de la inteligencia artificial.
  4. d) Física aplicada: La manipulación y colonización del espacio exterior y la materia inerte, esto es, la conquista del sistema solar (Astronáutica planetaria) y las galaxias (Astronáutica interestelar), nos devolverán finalmente al lugar del que una vez provenimos, provistos en esta ocasión de una inteligencia extraordinaria

3. Actividades

Para el cumplimiento de estos fines se realizarán las siguientes actividades:

3.1. Declaración de intenciones: Nos dedicamos a la educación, investigación y difusión de las ideas que promueven la libertad del individuo, su igualdad ante la ley, la prosperidad de las sociedades, la exploración de nuevos paradigmas evolutivos y soluciones tecnológicas, y el patrocinio de todas aquellas ciencias básicas o aplicadas que capitaneen y protagonicen dicha búsqueda (la economía en la sociología, la gerontología en la biología, la robótica en la tecnología y la astronáutica en la física).

3.2. Principal actividad: La educación es la principal labor que aspiramos a desempeñar. Entendemos la educación en un sentido muy amplio, la definimos como cualquier proceso que tenga un efecto formativo y que facilite la asimilación de conocimientos, habilidades, valores y hábitos útiles para el ser humano. En este sentido, la educación puede ser un aprendizaje autodidacta, un proyecto investigativo, una campaña divulgativa, un congreso de especialistas, o una actividad escolar. No en vano, la palabra educar proviene etimológicamente del latín educere, que a su vez está compuesta del prefijo “e” por “ex” fuera, y “ducāre”, que significa guiar, conducir. Con lo que educar sería “guiar o conducir hacia afuera”, esto es, conocer la realidad externa y objetiva, por el camino que sea.

3.3. Modelo educativo: Nuestro modelo educativo de enseñanza es de tipo evolucionista. Llamamos pedagogía evolucionista a la educación que utiliza el proceso de evolución por selección natural para organizar las distintas materias de estudio. No estudiamos la evolución, sino que ponemos la evolución en el centro de nuestros estudios. La pedagogía evolucionista propone que la educación del hombre puede ser ampliamente mejorada si organizamos el conocimiento y el aprendizaje en función de las características históricas o evolutivas que tengan los temas que se vayan a impartir, mostrando a los alumnos la coherencia interna y la relación temporal o espacial que presentan los distintos procesos analizados. Entendemos la evolución natural como un fenómeno ecuménico, que abarca todas las fases del desarrollo de la materia, y que por tanto puede ser empleada para estudiar cualquier cuestión que queramos.

3.4. Modelo pedagógico: En virtud de lo anterior, el currículo académico de nuestra institución otorga una mayor prevalencia e importancia a los contenidos materiales de las asignaturas impartidas, dejando en un segundo plano las necesidades adaptativas de los educandos. En consecuencia, se ofrece una educación elitista, basada en el mérito, las habilidades y las capacidades propias de cada alumno. No nos oponemos a las adaptaciones curriculares que se ofrecen en otros centros, ni negamos su importante papel para la sociedad. Simplemente, nuestra oferta se especializa en exprimir las habilidades y destrezas de aquellas personas que gozan de unas capacidades innatas superiores a la media, o de aquellos otros que, por circunstancias personales, se esfuerzan al máximo para conseguir mejorar sus calificaciones.

Nacemos como alternativa al plan general de estudios, para ofrecer un producto distinto, que creemos ha sido ninguneado en los últimos tiempos (a pesar de la demanda real que tiene) por la mayoría de parlamentos e instituciones sociales, bajo la excusa de que hay que tratar a todos los alumnos por igual, so pena de incumplir algún precepto deontológico. Nosotros creemos que existe la posibilidad de que sean los propios alumnos los que se adapten al currículo escolar, y no éste el que tenga que ajustarse a las necesidades del alumno. Por eso nos postulamos como alternativa y por eso creemos que tenemos algo nuevo que ofrecer.

La educación evolucionista aspira a resolver dos errores principales. En el plano metodológico existe una tendencia moderna a abandonar la cultura del esfuerzo y sustituirla por una interpretación más lúdica y desapegada, que llega al extremo de proponer que sean los propios niños, a través de sus juegos, los que dirijan y controlen todo el aprendizaje. Y, en el plano de los objetivos y los contenidos, se desatienden deliberadamente aquellas conexiones y correlaciones del conocimiento que harían que éste tuviera una estructura más sólida y coherente. Por el contrario, la educación evolucionista, al centrarse precisamente en los contenidos de las distintas materias, viene a solucionar de un plumazo estos dos problemas pedagógicos. Por un lado, no busca tanto ajustarse a las necesidades subjetivas y las exigencias de entretenimiento del alumno, como a todas aquellas otras obligaciones que se requieren para comprender y asimilar unos contenidos concretos. Y por el otro, utiliza la evolución natural como proceso general para vertebrar y vincular todas las disciplinas existentes, haciendo más comprensibles y amenas las clases y las materias impartidas.

3.5. Modelo académico: El principio de nuestra programación se basa en un enfoque integral. Creemos que la característica principal del conocimiento, aquella que lo convierte en relevante, es la ordenación sistemática (analítica y sintética) de sus contenidos, de modo que reflejen las particularidades evolutivas de cada materia y la relación de disciplinas. Dado que el objetivo final es que los aprendices asimilen y extraigan algún usufructo, los contenidos habrán de ser suficientemente significativos, y para ello deberán reflejar las relaciones que existen entre todas las disciplinas, y atender también al ordenamiento objetivo de todos los fenómenos. Cuando se estudia la materia atendiendo a su organización, evolución y distribución natural, se memorizan más rápido los contenidos y se comprende mejor lo que se está analizando.

Promovemos una educación integrada, que gire en torno a los principios básicos interdisciplinarios, y que genere en los alumnos una curiosidad inmediata por saber cómo progresa el universo, qué periodos han sido más significativos, cómo se puede manipular la naturaleza al objeto de beneficiar al hombre, a qué cambios aspiramos en el futuro, qué modelo social se adecúa mejor a esos principios, o qué medidas normativas permiten un marco legislativo más favorable a esa evolución natural.

El progreso evolutivo es la principal fuente de valor que tiene la vida y, en virtud de esto, consideramos de gran importancia resaltar aquellas áreas de investigación que más hacen por fomentar ese desarrollo. Las dos patas de nuestra égida son la libertad y la tecnología, las ciencias humanas y las ciencias tecnológicas, las áreas en las que más destacó Arquitas de Tarento, y los dos campos de estudio que más afectan a la vida del hombre. Nuestros referentes académicos se encuentran equitativamente repartidos entre dos escuelas de pensamiento, la liberal de Menger (la Escuela Austriaca de Economía) y la transhumanista de Ray Kurzweil (la Universidad de la Singularidad). Asimismo, nuestra mira está puesta en aquellos puntos de inflexión que han dotado al progreso humano de un mayor recorrido y una aceleración más elevada. Sobre todo, trataremos de inculcar en los alumnos la importancia que ostentan los cambios de paradigma que contribuyen a afianzar dicha celeridad, para que luego puedan aplicar esos conocimientos a la mejora de sus propias vidas y profesiones.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Estatutos de Arquitas, THINK TANK: INSTITUTO ARQUITAS DE TARENTO. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s