Instituto Arquitas de Tarento: Organigrama del grupo


20 asuntos para alcanzar la singularidad tecnológica

https://www.facebook.com/groups/arquitasdetarento/

28999209-las-3d-de-la-persona-de-negocios-dibuja-un-organigrama-en-la-pantalla-transparente-t-ctil-foto-de-archivo

Hace ya tiempo que descubrí que la vida podía ser una fuente continua de sorpresas y una permanente aventura. Me confortó saber que no necesitaba demasiados recursos. El devenir del universo, la ciencia de la vida, el paraninfo de la filosofía, las promesas de la tecnología, y en general todo el pensamiento y la reflexión que suscitaban esos vastos campos de conocimiento, me dio la oportunidad de leer diversos libros, incrementar la felicidad y la autoestima, y dar un nuevo sentido y una dirección definitiva a mi vida y mi existencia. Me cautivó sobre todo la unidad del conocimiento, su búsqueda y su categorización. Motivo por el cual decidí dividir el saber en cinco áreas diferentes: Filosofía, Física, Biología, Sociología y Tecnología, en representación de los principales elementos que contiene la naturaleza: las condiciones de posibilidad, la materia inorgánica, las formas vivas, los seres humanos, y los robots inteligentes.

Al aplicar los elementos de la filosofía al resto de disciplinas obtenemos las ciencias elementales. Y si estudiamos la propia organización y transformación de la materia tenemos las ciencias estructurales (que son cuatro).

Cada una de estas disciplinas estructurales se divide, a su vez, en otras dos categorías fundamentales: una categoría básica y otra categoría aplicada. La ciencia básica describe los fenómenos generales por los cuales evolucionan la materia, la vida, el hombre y las máquinas. Por su parte, las ciencias aplicadas me sirven para resaltar aquellos descubrimientos e investigaciones que tienen un objetivo práctico concreto. Si hablamos de conocimiento útil, no hay mejor cosa que podamos hacer que fijarnos en la consecución del mayor logro de la naturaleza, el culmen de la evolución natural y artificial, y el último estadio en la trasformación humana, el advenimiento de la inteligencia artificial. En este sentido, cabe resaltar cuatro áreas de trabajo distintas: 1. Antropología aplicada: La implementación de las ideas que propician el progreso (Economía liberal), y las acciones humanas que lo ponen en marcha (Economía empresarial), preparan a la sociedad para la llegada de ese escenario final, y adelantan su venida más que cualquier otra medida que podamos imaginar; 2. Biología aplicada: Los avances en el conocimiento y el estudio de las causas que revierten la muerte (Gerontología regenerativa), así como la conservación de los cuerpos en estado de suspensión (Gerontología criopreservativa), permiten encontrar las claves biológicas de la eterna juventud, y alcanzar a ver algún día esos logros señalados; 3. Tecnología aplicada: La implementación de la tecnología, al objeto de construir nuevas máquinas y nuevas formas de inteligencia (Robótica cinemática), así como la mejora de las fuentes de energía que alimentan todos esos mecanismos (Robótica dinámica), auguran la consecución del objetivo definitivo, el advenimiento de la inteligencia artificial; 4. Física aplicada: La manipulación y colonización del espacio exterior y la materia inerte, esto es, la conquista del sistema solar (Astronáutica planetaria) y las galaxias (Astronáutica interestelar), nos devuelve finalmente al lugar del que una vez provinimos, en esta ocasión provistos ya de una inteligencia supina, tan o más importante que la propia gravedad a la hora de determinar el destino ulterior de todo el universo.

De esta combinación de esfuerzos resultan los dieciséis asuntos que ordenan los temas que abordamos de manera separada en este foro. A continuación ofrezco al lector un organigrama que recoge de forma esquemática todos esos asuntos y materias.  Esas asignaturas se centran, sobre todo, en la comprensión de la evolución de la materia y la vida, la libertad del ser humano, y la tecnología que todo ello trae aparejada. Dichos objetivos pasan por aplicar nuestra inteligencia en todos los órdenes del conocimiento, y finalmente delegar la misma en unas formas biológicas completamente distintas: las máquinas autómatas. Todos los asuntos y sucesos que contemplo aquí tienen por objeto hacer realidad aquella magnífica visión que tuve en un momento de mi vida, el descubrimiento de un vasto universo lleno de posibilidades y un conocimiento susceptible de integrarse bajo un único sistema general y un objetivo común. Espero que compartan conmigo esta afición por la sabiduría, y que disfruten de la aventura que entraña la misma tanto como lo hago yo.

*Documento original que incluye el organigrama de Arquitas en el que aparecen todas las materias que existen (la unidad del conocimiento).

https://drive.google.com/file/d/0B-6sT9m35oONUGRjLXRIM0djZDg/view?usp=sharing

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Estatutos de Arquitas, THINK TANK: INSTITUTO ARQUITAS DE TARENTO. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s